Organizaciones sociales se movilizaron para exigir el esclarecimiento de los casos de dos militantes asesinados por la policía.

Rodolfo fue fusilado durante un violento desalojo en Villa Celina y a Marcos lo mataron en el Barrio Angelelli II en Córdoba.

La marcha se realizó a la Casa de la Provincia de Buenos Aires y a la Casa de Córdoba, ambas en el centro porteño, para pedir justicia por los dos integrantes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y también por la liberación de militantes que aún permanecen detenidos tras el desalojo en La Matanza.

"Hay un claro mensaje del Gobierno, del Estado, que es la represión contra la gente que se organiza y que trata de buscar una vivienda digna: 'o te vamos a matar o te vamos a dejar detenido'" describió Diego, compañero de Orellana en Celina. Por su parte Abigail, integrante de la Organización Libres del Pueblo en San Martín, remarcó que la situación en los barrios es más difícil ante el hostigamiento de la policía: "las necesidades son cada vez peores y ya no tenemos recursos". "Es más importante un Boca-River para los medios, que la muerte de un laburante" finalizó la militante.

Diese Webseite verwendet Cookies. Wenn Sie fortfahren, ohne die Einstellungen Ihres Browsers anzupassen, wird davon ausgegangen, dass Sie alle Cookies dieser Webseite empfangen möchten. Sofern Sie die Cookies dieser Webseite ablehnen oder löschen möchten, können Sie dies in den Einstellungen des Browsers tun. Beachten Sie aber, dass die Bedienbarkeit der Webseite damit eingeschränkt sein kann.