Imprimir
Categoría: España

Solidaridad con la huelga indefinida de la plantilla Vestas de León

La plantilla de la Vesta en Villadangos del Páramo (León), esta en lucha desde el 6 de junio, ante la decisión de la multinacional danesa de deslocalizar 5 de las 7 líneas de producción de la fábrica.

Vestas es una multinacional danesa dedicada a la fabricación de aerogeneradores, considerada como una empresa tecnológicamente puntera, que ha apostado desde sus inicios por la expansión y los máximos beneficios como principios de la empresa. En la planta de Villadangos trabajan mas de 500 personas y en el entorno hay varias empresas suministradoras de servicios y productos para Vestas, lo que sitúa a 2000 familias en la incertidumbre ante la perdida inminente de sus puestos de trabajo.

La multinacional se beneficio de mas 16 millones de euros de los gobiernos central y autonómico. Y no es casualidad que el 30 de junio, fecha en la que finalizaron los compromisos contraídos con las administraciones en la concesión de las subvenciones, plantee de un día para otro y sin ningún plan de viabilidad alternativo la deslocalización de las líneas hacia China y la India.

El PCE y la UJCE denunciamos, una vez más, a la Europa del Capital, una Europa que pone por delante los intereses de las multinacionales y condena a la mayoría al paro y la pobreza, impidiendo cualquier proyecto de vida digna.
Una Europa que no impide los despidos en empresas que buscan aumentar sus beneficios mediante deslocalizaciones, como el caso de Vestas en León.

Es una Europa incapaz de imponer gravámenes fiscales para productos reimportados de empresas deslocalizadas. Europa es uno de los mercados de la multinacional y los aerogeneradores que se fabriquen tanto en India como en China volverán al mercado europeo.

Es una Europa del Capital porque en vez de exigir el reembolso de las ayudas publicas recibidas, habla del mercado y de la globalización sin atajar las graves consecuencias que el neoliberalismo está teniendo para la vida de las trabajadoras y los trabajadores.

El PCE y la UJCE demandan, tanto al gobierno central como al autonómico, una intervención urgente ante la empresa, en la defensa del empleo y el proyecto de vida de miles de trabajadoras y trabajadores de una provincia sumida en la emigración forzosa y una reconversión brutal de las cuencas mineras.

El lunes día 30 de julio, Vestas traslada al Comité de Empresa la exigencia de la finalización de la huelga indefinida, garantizando el empleo durante el año 2018 y la posibilidad de ERES en 2019. Todo ello bajo el chantaje de que se firmase ese mismo día, se volviese al trabajo y retomar las negociaciones en septiembre, para lo que exigían el aumento de producción y la paz social.

Resulta paradójico que hable de paz social quien la rompe y somete a sus trabajadoras y trabajadores al desempleo.
Este martes la mayoría de la plantilla ha votado la continuación de la huelga durante todo el mes de agosto y seguir presionando a la empresa y las administraciones para reanudar las negociaciones.

El jueves día 2 de agosto, la mayoría de la plantilla se trasladará a las instalaciones de la empresa en Madrid para presionar en la defensa de los puestos de trabajo y su futuro de vida.

Tanto el PCE como la UJCE, que venimos apoyando y compartiendo piquetes y asambleas desde el inicio del conflicto, los acompañaremos y recibiremos en Madrid.
El PCE y la UJCE felicitan a la plantilla y al Comité de Empresa por la unidad y firmeza en la lucha por la defensa de un trabajo y un futuro digno para toda la clase trabajadora y para un proyecto de región.

Fuente:

Partido Comunista de España

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.