21 | 07 | 2019

Un video y las fotos publicadas por el diario inglés The Guardian contradicen la versión oficial, que desde el principio negó toda responsabilidad policial en la muerte de Ian Tomlinson, de 47 años de edad, y que no participaba en la protesta. Según se observa en el video publicado este miércoles por el diario, Ian Tomlinson, el ciudadano que falleció, aparentemente de un infarto, durante las protestas contra el G-20 en Londres, el pasado miércoles primero de abril, había sido golpeado por la policía momentos antes de desplomarse.

 

Tomlinson, un vendedor de periódicos de 47 años de edad, que no participaba en las protestas, regresaba a su hogar cuando pasó junto a un cordón de seguridad policial. El trabajador, que llevaba las manos en los bolsillos y en ningún momento se dirigió o provocó a los agentes, fue conminado por éstos a acelerar el paso. Uno de los policías se acerca y lo golpea con un objeto en la pierna. Seguidamente, el funcionario toma impulso y lo empuja con fuerza con ambas manos, lanzándolo al suelo.

Tomlinson, desde el suelo, y tras recuperarse del fuerte golpe, recrimina la actitud de los policías, que lo miran impasibles. Otras personas lo ayudan a incorporarse y él se marcha caminando. Ahí termina el video presentado por The Guardian.

Testigos afirman que Tomlinson, después de la agresión, caminó durante unos tres minutos, con los ojos vidriosos y tambaleándose progresivamente, antes de caer fulminado.

El video y las fotos publicadas por el diario inglés contradicen la versión oficial, que desde el principio negó toda responsabilidad policial en la muerte de Tomlinson. También otros testigos ya han cuestionado la versión oficial e informaron sobre otros ataques policiales contra el hombre, minutos antes del momento grabado en el video.

El artículo original en el diario »The Guardian« se encuentra aquí.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.