21 | 11 | 2019

Cuatro aberrantes crímenes, todos ellos femicidios, fueron perpetrados entre el viernes y el domingo pasado. Laura López, Navila Garay, Cecilia Burgadt y Vanesa Caro son los nombres que se añaden a una lista de 223 mujeres víctimas de femicidios en lo que va del año.

Laura Cielo López tenía 18 años cuando fue asesinada y descuartizada en Neuquén. Su cadáver fue hallado el domingo por la tarde y todavía se desconoce quién es su victimario.

Por su parte, ese mismo día se encontró el cuerpo sin vida de Navila Garay. Estaba enterrada en una quinta de Chascomús. Por este crimen se detuvo a Néstor Garay, quien está imputado de haberla apaleado hasta asesinarla.

En la zona norte de la ciudad de Santa Fe se dio con el cadáver de Cecilia Burgadt, quien tenía 42 años estaba desaparecida desde hacía dos días. Por el asesinato, hay un hombre detenido.

Y, en Lomas de Zamora, falleció Vanesa Evangelina Caro. Tenía 38 años y en marzo su pareja, Leonardo Zeniquel, la prendió fuego adelante de sus cuatro hijos, lo que le provocó quemaduras en el setenta por ciento de su cuerpo, lo que tras meses de padecimiento, le provocó la muerte.

Al promediar agosto, el Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación, presentó su informe parcial de feminicidios, donde se enumera la totalidad de casos relevados por asesinatos a mujeres, niñas, adolescentes, personas travestis y trans, perpetrados por hombres por razones asociadas con su género, caratuladas como feminicidio o por muerte dudosa bajo sospecha de feminicidio.

“Nos encontramos ante una realidad alarmante y los números lo demuestran”, recalcó al respecto la abogada feminista Silvina Perugino y reflexionó que “es llamativo ver cómo, pese a que los temas de género ocupan un lugar de relevancia en el debate social, los feminicidios, travesticidios y transfeminicidios siguen en aumento”.

Al respecto, la abogada recordó que esto se da “en el marco de una política gubernamental de ajuste y de represión” lo que coadyuva a provocar un clima de violencia.

“Es irracional pensar que la violencia de género puede cesar en este contexto”, lamentó y destacó que “si desde la misma usina ideológica estatal se avala por ejemplo, el Gatillo Fácil y se avala la estigmatización de las mujeres, mal pueden generarse las condiciones de igualdad que hace años venimos exigiendo desde el feminismo”. 

 

¿Y Vidal, qué hace?

 

El Observatorio de Feminicidios fue creado por la Defensoría del Pueblo de la Nación y obtiene su información de distintos portales de internet, que contienen secciones policiales y de información general, tanto de alcance nacional como provincial y de municipios.

También recaba información de diarios de tirada nacional y de localidades del interior del país, así como de los servicios de las agencias de noticias y mediante consultas en buscadores de internet.

Asimismo, diariamente recoge datos en comisarías, fiscalías y juzgados que tienen a su cargo casos de feminicidio.

“Es problemático que no se cuente con un sistema centralizado de registro de estos crímenes”, sostuvo Silvina Perugino y señaló que ese sistema integrado, debería incluir “a todos los juzgados y comisarías del país”, al tiempo que tendría que disponer de la tecnología adecuada para contar con la información pertinente de forma inmediata.

“Los registros son fundamentales para que el Estado pueda generar políticas públicas en esta dirección” y fue clara al recalcar que “carecer de registro demuestra el desinterés gubernamental por la temática”.

El informe del Observatorio releva, también, datos como edades, vínculos, lugar y modalidad de los femicidios, como así índices provinciales, entre otros.

La provincia de Buenos Aires es la región con mayor cantidad de feminicidios y, paradójicamente, las trabajadoras de la Línea 144, un recurso vital y necesario para evitar que este tipo de delitos se perpetren, están en situación de precarización laboral, algo que se acompaña con vaciamiento de las políticas de género.

Cabe señalar que en el ámbito bonaerense, es la gobernadora María Eugenia Vidal la responsable de garantizar las políticas públicas para la prevención y erradicación de la violencia hacia las mujeres, esto es, de proteger sus vidas y las de sus hijos en situaciones extremas.

“En el caso de la provincia de Buenos Aires, se han anunciado políticas públicas como la construcción de refugios o las aplicaciones para realizar denuncias a través de los celulares, pero jamás se han implementado”, denunció la abogada Perugino.

Y fue contundente cuando hizo hincapié en que, lejos de esto, el Gobierno Vidal “desfinanció las oficinas que abordaban la temática y no ha generado ninguna iniciativa legal en pos de la protección de la víctimas”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.