22 | 11 | 2019

La unidad sindical que se verificó en las bases y acciones de resistencia, constituyeron una de las vías que erosionaron el proyecto político-social de la derecha. En otras palabras, constituyó una de las claves para que las posibilidades de reelección de Mauricio Macri sean nulas y, al mismo tiempo, evitó que el desastre sea mayor.

Ahora, de cara a lo que viene, las luchas se renovarán en un contexto difícil y que demandará “ajustar” a los ajustadores. Para ello, la unidad y cohesión de los trabajadores a nivel local e internacional es una condición necesaria y suficiente. Los acontecimientos de estos días en la región así lo demuestran.

Con vistas a este escenario, se desarrolló en la sede de la Federación Argentina de Trabajadores de la Industria del Cuero y Afines (Fatica), el Consejo Presidencial de América Latina y el Caribe de la Federación Sindical Mundial, con más de cuarenta dirigentes internacionales, entre ellos, su Secretario General George Mavrikos.

Entre los representantes nacionales, se destacó una comisión integrada por la Conat. Parte de esta delegación fue Cristian Poli, referente de la CTA de los Trabajadores de Zárate y dirigente docente.

“El encuentro de la FSM dio testimonio de la lucha de la clase trabajadora en todo nuestro continente con debates y acciones en concreto”, recalcó Poli.

En efecto, fueron dos jornadas de intensa actividad, en las que se discutieron cuestiones vinculadas al movimiento obrero latinoamericano y se definieron planes de acción para el próximo año.

En los debates, enfatizó Poli, “todos coincidimos en que hay que fortalecer el movimiento sindical desde un enfoque clasista, en disputa con otra corriente de pensamiento y acción que plantea la conciliación de clases, entendiendo que esa disputa se debe realizar enfrentando fundamentalmente al imperialismo y a las multinacionales”.

En ese sentido, remarcó que es preciso “pregonar la unidad del movimiento sindical, en una región en la que este se encuentra debilitado por la expansión de gobiernos neoliberales pero que, ahora, está repuntando gracias a la unidad y la lucha de los pueblos”.

Sobre este período de unidad que se está abriendo, hizo mención del proceso de unificación entre la CTA y la CGT.

“Este proceso da cuenta de una discusión que se viene llevando hace años en función de lograr un mayor fortalecimiento del sindicalismo”, destacó y añadió que “este fortalecimiento, es necesario para afectar los intereses de las multinacionales y la derecha, que si bien en lo electoral aparentan estar derrotados se reorganizarán a partir del aparato mediático judicial”.

En esta línea, valoró que el encuentro de la FSM sirvió para “seguir fortaleciendo la unidad de los trabajadores a nivel global, en una coyuntura que está afectando a toda la clase a nivel global por la crisis capitalista”.

En síntesis, concluyó que “es muy importante el papel de la Federación en la denuncia del imperialismo en todo el mundo y la construcción de herramientas políticas que permitan desplazar y hundir al neoliberalismo para sentar las bases para superar al capitalismo”.

 

Unidad en la acción

 

Asimismo, Poli participó de la primera reunión que se llevó a cabo entre la CTA Ribera del Paraná que preside, con la CGT Regional Zárate-Campana, tras el Congreso de la CTA donde se decidió avanzar hacia la unidad con la CGT.

“Reivindicamos la apertura de la CGT Regional, que es la misma disposición de nuestra central”, recalcó la CTA Ribera del Paraná”.

También resaltó que ese proceso de unidad en la acción, es el que “fuimos soldando en los piquetes, la Rotonda de la Dignidad Obrera, la solidaridad de clase, el enfrentamiento a la represión y las ollas populares”.

Tras lo que no dudó a la hora de aseverar que “construyendo el programa del movimiento obrero unitario, buscamos reconquistar los derechos pisoteados por el macrismo y levantar la agenda de la clase: sistema de salud para los trabajadores, defensa del Plan Nuclear, reactivación de las Pymes, impuestos a las grandes empresas, sistema de comunicación sindical, desarrollo de la infraestructura barrial, seguridad democrática, desarrollo de la educación pública, intervención política de los trabajadores en la estructura estatal”; así como “la conformación de comisiones para la sistematización del programa político del movimiento obrero”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.