17 | 10 | 2019

Reproducimos un comunicado del Partido Comunista Colombiano:

No fue necesario soliviantar al estudiantado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas (UD) para que se pronunciara; no fue necesario que el movimiento estudiantil universitario convocara una gran asamblea universitaria para que la Facultad protestara, y tampoco fue necesario que se bloqueara la entrada a la Facultad para que los estudiantes –“todos a una”, como en Fuente Ovejuna- decidieran nuevamente levantar su dedo índice para gritar “Yo acuso” y para sacar –muy espontáneamente- toda su indignación y su capacidad para resistir al asco a la Carrera Séptima. Allí, se encontraron al ESMAD, que ocupó y bloqueó la Carrera 7ma de Bogotá desde las 10:05 a.m. hasta las 4:00 pm cuando decidió retirarse. ¿Quién bloqueó la Carrera 7ma de Bogotá desde las 10:05 a.m. hasta las 4:00 p.m.? Fue la policía, gritaron como en FuenteOvejuna, todos a una, los vecinos del sector, incluidos los estudiantes y algunos profesores de la Universidad Javeriana.

Por la paz, la vida, la democracia y la escuela territorio de paz, hoy, 12 de septiembre, los maestros de todo del país se unieron en un Gran Paro Nacional para rechazar la violencia, señala la nota con la información aparecida en www.fecode.edu.co  portal de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode).

Este jueves “hubo cinco grandes movilizaciones en Cali, Cartagena, Medellín, Bucaramanga y Bogotá, donde se congregaron delegaciones de los departamentos colindantes. En esta última, tres marchas atravesaron la ciudad desde los Colegios Manuela Beltrán, Nicolás Esguerra y el Sena de la Avenida Primero de Mayo; los tres recorridos fueron multitudinarios, dinámicos y contundentes”.

Reproducimos un comunicado del Partido Comunista Colombiano:

Dicha iniciativa no se logra concretar debido a la ausencia de garantías por parte del Gobierno Nacional y la amenaza de muerte proferida por las autodenominadas Águilas Negras – Bloque Capital el pasado martes 3 de septiembre contra el Comité Ejecutivo de FECODE, donde se registra el nombre de la camarada María Eugenia Londoño, destacada militante de nuestro Partido e integrante de la Comisión Nacional Sindical del PCC a quien señalan como “militante activa de las FARC”.

Comentario del Departamento de Información y Prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia sobre la situación en Colombia

La puesta en práctica del conjunto de medidas estipulado por el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera​ entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia tropieza con nuevas dificultades.

Estamos alarmados por la decisión de los ex combatientes de volver a empuñar las armas y las reacciones de las autoridades colombianas que han anunciado su persecución con empleo de la fuerza armada. En caso de que la evolución de los acontecimientos tome tal cariz, se volverá a cernir la amenaza de reanudación del conflicto armado interno en Colombia con consecuencias impredecibles para toda América Latina.

farc logo170Reproducimos un comunicado de la »Comisión Nacional de Comunicación« de las FARC-EP, difundido a través de Twitter:

Guerrilla Comunicacional, Primer Parte
4 de Septiembre, 2019

La Comisión Nacional de Comunicación informa a nuestra militancia, a das nuestras estructuras, al pueblo colombiano en general y a la comunidad internacional:

1. Que en la reunión extraordinaria de comandantes se orientó el diseño y montaje de la Red Comunicacional Insurgente o de la guerrilla comunicacional, con su respectiva estructura y plan, y que en el marco de estas orientaciones se conforma la Comisión Nacional de Comunicación. de las FARC-EP.

pcpeComunicado Comité Ejecutivo PCPE

En el día de hoy 29 de agosto, a través de un comunicado, diversos comandantes de las FARC-EP que en su momento firmaron el Acuerdo de Paz de La Habana con el Estado colombiano, han anunciado su intención de continuar la lucha por la paz, por el único camino que la oligarquía les ha dejado, el regreso a la lucha armada de las FARC-EP. Entre el grupo de guerrilleros que retoman las armas están el que fue jefe del equipo negociador y número dos de la guerrilla, Iván Márquez; y Jesús Santrich, quién consiguió escapar de un montaje del Estado colombiano y la DEA estadounidense con el fin de extraditarlo a los Estados Unidos.

Por: Benedicto González M, septiembre 4 de 2019

El gobierno de Iván Duque y los organismos de inteligencia militar y policial han desatado, a partir de la reciente declaración de retorno a las armas de antiguos comandantes de las FARC liderados por Iván Márquez, una cacería de brujas que pretende establecer vínculos de relación, colaboración o complicidad entre estos y sus otrora compañeros de armas que hoy, desde la legalidad, intentan sacar adelante un proceso de paz que parece naufragar en un mar embravecido, de sabotajes e incumplimientos.

Reproducimos un comunicado del Partido Comunista Colombiano:

Al cabo del primer año de gobierno queda claro que Duque desarrolla una agenda mezquinamente partidista, de “seguridad democrática”, en un momento político marcado por una transición hacia un proceso de paz que no comparte. La esencia de esa agenda consiste en:

- ralentizar y torpedear la implementación del acuerdo de paz, con todas sus consecuencias;
- reformar el sistema de justicia transicional, en concreto la propuesta de Uribe de una sala especial para militares;
- ofrecer medidas inocuas ante el creciente número de asesinatos de hombres y mujeres con liderazgo popular, defensores de la paz, reincorporados de Farc y activistas de la izquierda;
- mantener un lenguaje de odio y estigmatización y al mismo tiempo llamar al “pacto por Colombia” y a rodear al gobierno.
- sostener la postura por el derrocamiento del gobierno legítimo de Venezuela, la hostilidad frente a los gobiernos democráticos y el apoyo a la ultraderecha en el plano continental.

Trascurridos casi tres años desde la firma de los Acuerdos de Paz de la Habana (26 de septiembre de 2016), la clase dominante colombiana y sus Gobiernos han impedido alcanzar la paz con justicia social ansiada por la inmensa mayoría de los colombianos. En los Acuerdos de Paz, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo alcanzaban un compromiso de desmovilización y entrega de las armas, mientras que el Estado colombiano otorgaba toda una serie de garantías a las fuerzas desmovilizadas, acordándose una hoja de ruta que desembocase en una paz con justicia social poniendo fin al conflicto armado en los términos que figuran en el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera.

Reproducimos una declaración del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de México

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo han dado continuidad a la lucha armada, lo que es comprensible por el incumplimiento de la burguesía colombiana y su Estado del Acuerdo de Paz de La Habana, desde que fue suscrito, el exterminio de cientos de dirigentes sociales, así como de 150 farianos.

Reproducimos un artículo de la página web farc-ep.info, manejada por la agrupación liderada por Iván Márquez y Jesús Santrich:

Después de la traición aleve que plagó de mentiras y trampas el Acuerdo de Paz al que pusimos tanto empeño, el camino que nos ha impuesto el Bloque de Poder Dominante, muy a nuestro pesar, no es otro que el de regresar a las armas.

Es ser incauto ir en contra de la realidad, más cuando la historia tarde que temprano nos muestra con hechos verificados, en miles de páginas documentadas y con cifras, lo que muchas veces se nos desdibuja o distorsiona a través de campañas mediáticas que crean una cultura dominante, hegemónica, para secuestrar las conciencias del común y desarmarnos en ideas y propósitos.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.