redglobeEl presidente de Colombia, Iván Duque, debió haber pedido autorización al Congreso para la llegada de una brigada estadounidense que se encuentra desde el mes de junio en ese país, brindando asesoría el Ejército en operaciones antinarcóticos. Así lo determinó una jueza del departamento de Cundinamarca, en el centro del país, al ordenar que los militares extranjeros suspendan sus actividades, reseñaron medios internacionales.

En ese sentido, la jueza instó al mandatario colombiano remitir al Senado de la República, en un plazo de 48 horas, “toda la información y antecedentes relacionados con el ingreso, llegada y permanencia” de la brigada en cuestión.

De esta forma, el Senado podrá ejercer así su función de control político, señala el fallo de la magistrada Bertha Lucy Ceballos, del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, ante una acción interpuesta por un grupo de congresistas de diversos partidos. Los demandantes, que consideraban vulnerado su derecho a la participación política, incluyen A Iván Cepeda, del Polo Democrático; Antonio Sanguino, de la Alianza Verde; y el izquierdista Gustavo Petro.

A finales de mayo del presente año, la embajada de Estados Unidos de Norteamérica (EEUU) y el Ministerio de Defensa informaron de la llegada a Colombia de una brigada norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad (SFAB), “para ayudar a Colombia en su lucha contra narcóticos”.

De acuerdo con la embajada, el despliegue de esa unidad especializada, que comenzó a principios de junio, se extendería por varios meses.

Colombia es el principal productor de cocaína en el mundo.

Prensa Digital MIppCI / VTV

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)