06 | 12 | 2019

Desde CGT nos sumamos al comunicado para alertar y reclamar soluciones a la situación de embargo y amenazas de bombardeos que vive el Campo de Refugiados de Maxmur.

Este Campo, donde viven más de 13.000 refugiadas kurdas, afronta una situación terriblemente dura, soportando una serie de ataques militares contra la población civil.

Maxmur es una ciudad a 60 kilómetros al suroeste de Erbil, la capital de la región del Kurdistán de Iraq. El campo de refugiadas, situado en la ciudad de Maxmur, en Iraq, está reconocido por las Naciones Unidas y, desde 1998, ha acogido a miles de refugiadas de Kurdistán del Norte o Bakur (Turquía). Muchas de las residentes del campo se vieron obligadas a huir de sus hogares en Bakur en los años noventa cuando el Estado turco llevó a cabo una brutal campaña de agresión contra el Pueblo kurdo y la destrucción de miles de pueblos, lo que obligó al desplazamiento de cientos de miles de personas. Desde su fundación, la población del campamento de Maxmur ha aumentado a más de 13.000 personas, y muchas hijas de las residentes del campo han nacido apátridas.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.