Imprimir
Iraq

redglobeTras un ataque de Estados Unidos (EEUU) en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de Bagdad, en Irak, fallecieron el comandante iraní de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, siglas en inglés), Qasem Soleimani, y el subjefe de las fuerzas paramilitares iraquíes Hashd Shaabi, Abu Mahdi al-Muhandis.

El Departamento de Defensa de EEUU, se indica  mediante un comunicado que la operación fue ordenada por el presidente Donald Trump como una medida defensiva y decisiva para «proteger» al personal estadounidense en suelo iraquí.

«Bajo la dirección del presidente (Donald Trump), el Ejército de Estados Unidos ha tomado medidas defensivas decisivas para proteger al personal estadounidense en el extranjero al abatir a Qasem Soleimani», señala el texto.

La agencia Xinhua refirió que «tres misiles lanzados contra el aeropuerto alcanzaron a dos vehículos cercanos, acabando con la vida de al menos siete personas, es decir, cinco miembros de la milicia iraquí y ‘dos huéspedes’ que se encontraban en dichos automóviles».

Soleimani era un mayor general iraní en los IRGC de Irán, comandante desde 1998 y el principal responsable de las operaciones militares y clandestinas extraterritoriales.

Mientras que Al-Muhandis era uno de los líderes paramilitares respaldados por Irán en Irak y era el comandante de facto de las Fuerzas Hashd Shaabi en Irak y también dirigía las Brigadas iraquíes de Hezbolá, indica Xinhua.

Por la red social Twitter, el líder supremo de Irán, Alí Hoseiní Jamenei, prometió que «a los criminales que mancharon anoche sus sucias manos con su sangre pura y la de los demás mártires los espera una dura venganza».

Este viernes se registran manifestaciones populares en Irán, al tiempo que el jefe adjunto del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica, el general de brigada Ali Fadavi, enfatizó que «tras el martirio del general Soleimani, la lucha va a continuar; los criminales sentirán experiencias más duras», reseña Hispantv.

El martes, EEUU aumentó la presencia militar en su embajada en Bagdad, ante la reacción de miles de iraquíes indignados por el ataque estadounidense del pasado 29 de diciembre contra las posiciones del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataeb Hezbolá), en la provincia occidental de Al-Anbar, que dejó al menos 31 muertos y decenas de heridos.

 Prensa Digital MippCI / Redes Sociales / AVN

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.